Agricultura

Agricultura

La sociedad actual exige productos agrícolas de calidad, además de mayor información y control de las producciones.

Así cambios puntuales en las condiciones climáticas, no sólo pueden afectar a la calidad y producción de las explotaciones agrícolas sino también originar la aparición de enfermedades o plagas que pueden repercutir en importantes pérdidas económicas en el sector. A su vez, aplicaciones inadecuadas de productos fitosanitarios, abonados o riegos, entre algunos de los factos a considerar, pueden originar efectos adversos que repercuten de forma directa en la producción, tanto en cantidad como en calidad.

La utilización de la tecnología de las redes de sensores inalámbricas aplicada al sector agrícola es una herramienta que permite no sólo monitorizar en tiempo real lo que esta sucediendo en la explotación a través de la información captada por los sensores y con ello, mejorar su gestión tanto desde el punto de vista agronómico, medioambiental como económico, sino también como nexo de unión entre un sector tradicional cada vez más tecnificado por las exigencias de productividad y calidad, y un usuario final que cada vez demanda mayor información de las condiciones en las que se ha desarrollado el cultivo.

La información obtenida del sensor ya es de suma importancia para la gestión de la explotación y la interrelación de distintas variables reporta un valor adicional, habiéndose incluido algunas combinaciones por defecto en nuestra aplicación destinada al sector agrícola, con la opción que el cliente pueda definir nuevas variables dando mayor libertad al análisis de la información.

Así algunos de los parámetros que pueden monitorizarse son:

Pudiéndose obtener información adicional entre otros, sobre:

y con la posibilidad de poder interactuar mediante automatismos y de forma inalámbrica sobre algunos elementos de la explotación agrícola (ventanas en invernaderos, electroválvulas...).

Por todo ello, las ventajas que reporta las WSN al sector agrícola son:

Búsqueda: