Control Industrial

El control industrial abarca toda una gama de equipos electrónicos usados en las diversas industrias, plantas de control de procesos e instalaciones automatizadas para monitorizar y controlar la fabricación y otras operaciones.

Habitualmente se realiza mediante robots, ordenadores y controladores lógicos programables (PLCs), que reciben información de sensores e instrumentos de medición y actúan sobre relés, válvulas y motores.

El control industrial también se encuentra en la producción y distribución de gas, agua y tratamiento de aguas residuales, industrias del calzado, construcción, así como en los servicios eléctricos, de gas y otras instalaciones de generación de energía como las plantas solares y la energía hidráulica.

Uno de los aspectos dominantes en todo control industrial son las comunicaciones, ya que prácticamente todos los equipos y dispositivos se basan en interfaces y redes eléctricas para funcionar. A través de los años, el uso de equipos de comunicaciones se ha incrementado y ha ido modificando su naturaleza utilizando las nuevas tecnologías que mejoran la función de las comunicaciones y optimizan las labores de monitorización.

En la actualidad existe un crecimiento significativo de la conectividad inalámbrica, incluso en la industria, ya que permite muchos beneficios. Existen millones de dispositivos transductores remotos direccionables instalados en todo el mundo, y en la mayoría de los casos la información que pueden proporcionar queda abandonada en los dispositivos a los cuales están conectados.

Esto es así debido en ocasiones a que no es posible acceder a los dispositivos para que puedan entregar la información por el coste de implementación de una red mediante cables.

Por ello, los beneficios de las redes de sensores inalámbricas en el control industrial pueden ser:

De este modo en instalaciones industriales con infraestructuras densas, movimientos frecuentes de equipos de gran tamaño y con condiciones cambiantes, la tecnología proporciona una gran fiabilidad.

Así las ventajas de la utilización de las redes de sensores inalámbricas en el entorno industrial, son:

Búsqueda: